Cómo cambiar el fregadero de tu baño o cocina

Cambiar el fregadero por otro nuevo siempre se ha tenido que hacer llamando a empresas de fontaneria. Sin embargo, actualmente esta operación resulta tan sencilla como la de cualquier otro aparato de la cocina ya que gracias a los nuevos modelos de grifos y fregadero simplemente se atornillan o se adhieren sin tener que soldar el fregadero, lo que simplifica muchísimo su instalación.

Ya no es necesario que contactes con un plomero o carpintero para cambiar el fregadero, vamos a dar algunas recomendaciones que puedas hacer tú solo dicha instalación paso a paso.

¿Qué necesito?

Componentes: Fregadero, listón de madera, tubos PVC para desagüe, PTFE (cinta adhesiva), cemento PVC, masilla de fontanería pegamento silicon y PVCPrimer.  

Y el siguiente instrumental: Alicates, lápiz para marcar, taladro y brocas, sierra caladora, destornillador, navaja o exacto, mesa o los llamados burros (o soportes de madera), regla, llave inglesa del tamaño de la tubería y metro.

  1. Con el metro, marcar a lápiz el lugar donde esté el centro del fregadero. Con la ayuda de una cinta métrica, señala el centro del fregadero. Para estar seguros de que se pondrá perfectamente alineado con los gabinetes superiores (si los tiene), tienes que señalar en el borde la línea central del fregadero.
  2. Para que quede una distancia mínima (3 o 4 centímetros) entre la pared y el margen más cercano del fregadero tienes que moverlo un poco, fijándote en que esté en paralelo con el frontal del tope. Ahora ya puedes marcar el borde del fregadero con lápiz y regla y después, retirarlo.
  3. En las esquinas de las líneas de corte tienes que usar el taladro para hacer un hueco con una broca un poco más grande que el tamaño de la hoja de la sierra que tendrás que usar después. Para cortar el agujero hasta la otra esquina, usa la hoja de la sierra caladora y, según vayas serrando, pon la madera (de longitud un poco mayor al espacio que tienes para el fregadero) y sujétalo con tornillos al recorte del tope, empezando por los que están ya cortados para que no acabe en el suelo. Antes de repasar el recorte del tope, tienes que serrar todos los laterales (¡los cuatro!). Quizá tengas que volver a coger la sierra para conseguir más espacio, pero antes comprueba que cabe el fregadero.

04.Puedes utilizar los burros de madera para estar seguro de que el fregadero no se resbala. Coloca en desagüe en su lugar de abajo a arriba y mete los tubos suplidores de agua en su sitio. Comprueba que la grifería gira sin forzarlo 180º y ya puedes ajustar con  las tuercas de montaje.

  1. Pon el fregadero boca abajo, haz con la masilla una rosca partiendo de una tira delgada para ponerla alrededor de la contracanasta del fregadero y métela en el agujero del sumidero hasta que encaje. En la parte baja del fregadero, coloca arandelas, juntas y la cubierta de la contracanasta o coladera. Puedes poner cinta de PTFE  en las roscas o fijarla con pegamento de fontanero. Ahora hay que asegurar la contracanasta (manualmente, después con alicates o llave inglesa) poniendo su tuerca de fijación.
  2. Para poder conectar con la tuerca correspondiente a la contracanasta primero pon las juntas en tubo de drenaje del fregadero; al mismo tiempo, mantén la coladera fija y ajusta manualmente su tuerca.

07.Antes de poner el fregadero boca arriba, con el pegamento marca el borde. Da la vuelta al fregadero, poniéndolo en su sitio, asegurándote de que el frente del tope que en paralelo de su parte frontal y haz los ajustes precisos.

  1. Puedes utilizar conductos de cobre cabeza de bellota o conductos trenzados de acero inoxidable para unir la grifería a las llaves de paso. Ajusta en el grifo el rociador, si viene dicha pieza.
  2. Conecta al desagüe el adaptador del sifón para poder drenar. Corta con precisión el largo del tubo de PVC 40 para unir el desagüe del fregadero al sifón por un lado y por otro éste a la cañería de aguas residuales. Una vez que lo costar, móntalo para comprobar que no te has equivocado de medida; después, desenróscalo, para poner el PVCPrimer en los bordes del tubo, pero antes límpialos y córtalos con una cuchilla. También usa el PVCPrimer en los bordes de las piezas con las que se unen. Espera a que seque.

10.Pon en los dos lados de las piezas cemento PVC a modo de pegamento, deje actuar medio minuto como mínimo para estar seguros de que se pega perfectamente. Coloque y ajuste las tuercas manualmente, luego con los alicates apriételas del todo y si no, termine llamando a profesionales como nosotros o desatascos en San Pedro del Pinatar.

Recomendaciones:

  • Sin duda, ajustar el drenaje del fregadero es lo más difícil de esta instalación. También colocar los componentes entre la tubería de aguas residuales y la parte de atrás del fregadero. Recomendamos localizar el sifón universal, en la parte de abajo del fregadero y hacer esas conexiones cuanto antes.
  • Tener la medida interna entre el conducto de aguas servidas y la parte posterior del fregadero es lo mejor para no complicarte. Aunque puede cambiar según modelos y marcas del fregadero, generalmente son de 1 1/2 pulgada y 1 pulgada respectivamente.
  • Recordando en concreto el tubo de PVC 40 (así podrás cortarlo de la longitud que necesites), consigue los componentes imprescindibles para cambiar el fregadero y no gastes dinero en un kit general.
  • Como siempre, en cuanto se refiere a tuberías y desagües, para no acabar con el suelo lleno de agua. lo primero es cerrar las llaves de paso de agua de la cocina. ¡Importantísimo! 

Cambiamos otro fregadero

No referimos al desagüe de 4″, que es el más habitual aunque hay muchas medidas de fregadero y de desagüe del mismo (entre 2 1/2 pulgadas hasta 4″).
¿Qué necesito?

Fregadero, dos mangueras de agua de 1/2 a ½, coladera (dos si el fregadero es doble), llave mezcladora de agua, dos llaves de paso, trampa de 1 1/2″ (cespol), -trampa doble si el fregadero es doble-, conector de medida estándar o de 2″ con reducción a 1 1/2″, pegamento silicón en frío antihongos,

Lo primero, comprueba que hay grapas de anclaje incluidas al comprar el fregadero, es lo más habitual pero asegúrate, precisamente para comprarlas aparte en el caso de que no vengan ya que son muy baratas.

Si no quieres que el agua se cuele por debajo, lo mejor es poner pegamento silicón por todo el borde de la formica donde vas a colocar el fregadero, antes de montarlo.

En cuanto tienes instalado el fregadero, antes de conectar las llaves de paso de las dos aguas a la tubería de salida de la vivienda, tienes que poner el grifo en el fregadero, bien ajustado para evitar salidas de agua no deseadas y uniéndolo a las dos mangueras de agua (fría y caliente).

Para evitar tener que cortar la llave de suministro general de la vivienda en caso de escape de agua o avería de algún tipo en el fregadero de la cocina, conviene en la cocina, a la vista, instalar las dos llaves de paso de la cocina (una para fría y otra para caliente).

Los fontaneros urgencias aconsejan que una vez que hemos puesto correctamente el grifo lo que tenemos que hacer ahora es colocar la coladera o dos coladeras si estamos ante un fregadero doble. En la parte superior donde se tocan la coladera y el fregadero es el lugar en el que vamos a utilizar un poco de pegamento silicón anti hongos para prevenir.

Una vez fijada la coladera, si tenemos doble fregadero, habrá que usar la trampa doble (que suele impedir también que se extienda el olor que pueda emitir el fregadero) para unirlo a cada una de las dos coladeras.

Ahora segun los fontaneros baratos es el momento de colocar el conector directamente en la trampa con el pegamento silicón para que no haya aromas desagradables y escapes de líquido en la cañería de dos pulgadas que está en la pared y que constituye el registro de drenaje del fregadero.